Yerba Mate Argentina

Novedades

Cómo curar el mate

Consejos Materos | 23/04/2018

De madera, calabaza o vidrio; para tomar mate amargo o dulce; cada mate requiere de una técnica distinta para curarlo. Paso a paso, te mostramos cómo hacerlo.

¿ Qúe es curar el mate?

Curar el mate significa preparar el recipiente (de calabaza o madera) para que pueda utilizarse. El curado, hace que los poros del recipiente se sellen, y el sabor del recipiente, no pase a la infusión.

En la Argentina, los pasos y métodos para curar el mate son muy variados y culturales.

Cuando vas a curar el mate, tené en cuenta si vas a usarlo para mates amargos o dulces. ¡El procedimiento es distinto!

¿ Todos los mates deben curarse?

Solamente los de calabaza, madera o los de cuernos y pezuñas de animales. Como después de usarlos, tardan un poco  en secarse, se corre el riesgo de que se genere moho o partículas extrañas.

Cómo curar un mate de calabaza para tomar mate amargo

Pasos

  1. Lavá bien el interior del mate con agua caliente.
  2. Llenalo con yerba húmeda ya usada previamente, agregale agua tibia para que la yerba no se seque y dejá reposar.
  3. Al día siguiente, quitá la yerba y con una cucharita raspá el interior para quitar el hollejo, las membranas o los fragmentos de madera.
  4. Volvé a repetir la técnica desde el comienzo, aunque sin lavar el mate. Tres o cuatro veces va a ser suficiente para que el mate quede bien curado.

Cómo curar  una mate de calabaza para mate dulce.

Se trata de un recipiente de calabaza denominado “pera” o “poro”, por su forma parecida al fruto de la pera. Para curarlo hay que colocar tres cucharaditas de azúcar impalpable dentro del recipiente y agregar un brasa encendida.

Te puede interesar: Consejos para limpiar tu mate

Después se coloca yerba usada cubierta de agua bien caliente. El proceso de yerba usada y agua caliente se repite cinco veces más. Finalmente, se termina de curar el mate cebándolo.

¿Que mates no necesitan curarse?

Los de metal (usados para tereré o mate frío) y los más modernos, de vidrio, de cerámica, de silicona o de plástico, no necesitan curarse porque los materiales con los que están hechos no son porosos.

Lo mates de vidrio son los más fáciles de limpiar, no transmiten sabores a la yerba pero hay que tener cuidado con los cambios bruscos de temperatura: pueden quebrarse.

Cómo curar un mate de madera

Una de las maneras más populares es untar el mate de madera con una capa de aceite o manteca, para sellar sus poros y alargar su vida.

“El aceite, la manteca o grasa, va a ayudar a que la madera del mate no se quiebre”

Otra técnica para curarlo es lavarlo y llenarlo con yerba húmeda (usada de la última cebada) e ir mojándolo constantemente con agua tibia, Este proceso se lleva a cabo durante 24 horas, y hay que repetir la operación durante varios días.

Cómo curar un mate de guampa

A este tipo de mate es conveniente dejarlo durante 24 horas en remojo con agua y detergente, para eliminar la grasitud, ya que produce un sabor desagradable.

Por último, si se utiliza para tomar mate amargo, debe usarse únicamente para este tipo de mate. Si al recipiente se le coloca azúcar en alguna ocasión, cambiará el sabor del mate para siempre.

< Volver a  Consejos Materos

< Volver a Novedades

Dejanos el tuyo

© 2015 INYM

Ir a la barra de herramientas