Novedades

El consumo de yerba ayuda a reducir el colesterol malo

investigaciones | 20/12/2014

Los resultados de un estudio científico  confirma que el consumo de yerba mate ayuda a reducir el colesterol malo (identificado por sus siglas LDL) y los triglicéridos en humanos.

El estudio fue realizado por un destacado equipo de investigadores de la Universidad Juan Agustín Maza, de Mendoza, y se denomina “Efecto del consumo de mate sobre el perfil lipídico”. El equipo de investigadores fue coordinado por el doctor José Daniel López Laur, e integrado por la doctora Constanza López Fontana; el bioquímico doctor Rafael Pérez Elizalde; el licenciado Diego Nicolás Messina y la bioquímica doctora Laura Locarno. También participaron los becarios Carla Corte y Catalina Soto Farrando.

Cabe destacar que este grupo tiene experiencia en el reclutamiento de pacientes, análisis de datos, realización de jornadas de investigación, transferencia y formación de recursos humanos.

Al brindar detalles de los resultados de la investigación, el bioquímico Rafael Pérez Elizalde explicó que “se puede observar que en todos los grupos disminuyó el colesterol total en promedio un 7,1% durante las doce semanas; la disminución de colesterol LDL fue similar en todos los grupos en un promedio de 7,8% y la de triglicéridos de un 9,6%”. Con respecto al HDL “su variación promedio fue de 3,1%, considerada insignificante comparada con el mejoramiento del colesterol total y LDL”, continuó. “Cabe destacar que el índice aterogénico, probabilidad de que se forme una placa de ateroma en las arterias y de origen a aterosclerosis, disminuyó un 3,9%”, concluyó el profesional.

El estudio

El proyecto de investigación actual tiene como base una investigación previa realizada por la Universidad Juan Agustín Maza, en 56 personas, que indica una relación favorable entre el consumo habitual del mate y niveles bajo de colesterol LDL. Para comprobar fehacientemente y con parámetros científicos, el Instituto Nacional de la Yerba Mate decidió financiar el estudio que ahora llegó a su etapa final y que abarcó a 352 individuos (215 mujeres y 137 varones), con edades comprendidas entre 40 y 60 años.

Sobre el método de estudio, los científicos describen, en el informe final presentado al INYM, que “luego de seis semanas de abstinencia de mate, se analizó su perfil lipídico en ayunas: colesterol total (CT), colesterol LDL (CLDL), colesterol HDL (CHDL) y triglicéridos (TG), se midió glucemia, insulina y ácido úrico. Además, se evaluó su composición corporal a través de antropometría (peso, talla, circunferencias, pliegues cutáneos y medidas derivadas), y se realizó una entrevista donde se indicó medicación habitual, hábitos de ejercicio, sueño y trabajo, más un análisis de la alimentación habitual mediante cuestionario de frecuencia de consumo para determinar su consumo de energía, nutrientes y grupos de alimentos”.

“Posteriormente -se indica en las líneas del informe final- los pacientes fueron asignados aleatoriamente en dos grupos de estudio: grupo 1 y grupo 2. Al primer grupo se le indicó el consumo diario de mate preparado con 50 gramos de yerba y al menos medio litro de agua, de la manera tradicional, mientras que al segundo grupo se le indicó el consumo diario de la infusión preparada con 100 gramos de yerba y al menos un litro de agua. La totalidad de la yerba mate necesaria para la intervención, perteneciente a la misma marca comercial y al mismo lote, fue proporcionada por los investigadores. Finalmente, se indicó no alterar hábitos alimentarios, de tabaquismo, medicación ni ejercicio físico, así como no exceder las cantidades de yerba establecidas, no compartir la bebida y no agregarle ninguna sustancia extra, solo la necesaria para endulzar a voluntad la infusión. Se repitieron las determinaciones luego de seis y doce semanas”.

“Pudo comprobarse como, luego de las doce semanas de intervención mejoró el perfil lipídico de los voluntarios, con una importante reducción en los valores de colesterol total, colesterol LDL y triglicéridos”, enfatiza el estudio científico.

“Estos resultados permiten recomendar el consumo de mate como medida auxiliar en la prevención y tratamiento de las dislipidemias y las patologías asociadas”, agrega.

Yerba, alimento funcional

Este proyecto forma parte de otros treinta, financiados por el INYM sobre distintos aspectos de la yerba mate, mucho de los cuales están orientados a investigar nuevos conocimientos relacionados al valor nutritivo de la infusión y su aporte como alimento saludable.

Cabe recordar el estudio -realizado por el prestigioso Ingeniero Químico y Magister en Tecnología de los Alimentos, Luis Brumovsky, de la Universidad Nacional de Misiones- que revela que las infusiones de yerba mate constituyen una fuente importante de polifenoles totales, que son sustancias con capacidad antioxidante que nos protegen frente a los radicales libres, causantes de los procesos de envejecimiento y de otras enfermedades.

También, la investigación que determina los índices de flúor, yodo y cloro en el extracto acuoso de yerba mate elaborada, del ingeniero químico Juan Esteban Miño, de la Universidad Nacional de Misiones, y el proyecto de “Encapsulación de Extractos Antioxidantes de yerba mate mediante diferentes técnicas. Generación de alimentos funcionales”, bajo la responsabilidad de las doctoras Miriam Martino y Alba Navarro, de la Universidad Nacional de La Plata, cuyo objetivo es proteger extractos antioxidantes de yerba mate mediante técnicas de encapsulación para mejorar la estabilidad de los extractos, sus características sensoriales y facilitar su manipuleo.

Se destaca también el proyecto de Obtención de Bebidas Saludables con alto contenido de polifenoles de yerba mate, a cargo de la doctora Cecilia Lanari, del Centro de investigación y Desarrollo de Criotecnología de Alimentos.

 

“...es prudente recomendar el consumo diario de mate preparado con 50 gramos de yerba, como medida preventiva o auxiliar en el tratamiento de las dislipidemias”.

Estudio “Efecto del consumo de mate sobre el perfil lipídico”

Conclusiones:

  • El consumo habitual de mate produce un descenso tiempo dependiente en Colesterol Total, sus fracciones y Triglicéridos, especialmente en individuos dislipidémicos.
  •  Los efectos mencionados se producen con dosis de 50 g o 100 g diarios de yerba mate.
  • Glucemia e insulina en ayunas no se ven modificadas por la intervención.

Mas información: Consumir mate ayuda a reducir el colesterol

Dejá el tuyo
Ir a la barra de herramientas