Yerba Mate Argentina

Yerba Mate

- Ruta de la Yerba Mate -

En la ruta podés explorar la cultura y la historia de la yerba mate desde plantaciones y viveros en chacras y campos, hasta visitar los molinos donde se obtiene el producto final que llega a tu mesa.

Rutas alimentarias

Para iniciar el recorrido por la historia de la ruta de la yerba mate debemos comenzar por contar que se enmarca dentro de las conocidas rutas alimentarias. Estas últimas fusionan lo turístico con lo gastronómico destacando la producción de cada territorio.
De esta manera destacando la producción rural de las zonas que abarcan las provincias de Misiones y Corrientes, la yerba mate comienza a tener su lugar y se convierte en la protagonista.

Así comenzó un sueño

Es así que en el año 2002 el área de Turismo Rural de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, bajo la dirección del Ingeniero agrónomo Ernesto Barrera, presenta al INYM el proyecto Ruta de la yerba mate buscando fomentar el turismo regional y promover el consumo de yerba mate.
Aquí comienza el sueño de que la zona productora de yerba mate pueda ser conocida y visitada por turistas de cualquier parte del país y del mundo.

Los pioneros

En los primeros pasos hubo participación activa del presidente del INYM, Ing. Luis Prietto, los directores: Martha Cunha de Giménez, Heriberto Friederich, Héctor Biale, Enrique Kuszko, Jorge Haddad y Hugo Sand. También Johana Gagliardi del área de marketing del Instituto; Roxanne Steed secretaria de Turismo, cultura y Ambiente de Gobernador Virasoro; Sergio Ferreira y Francisco Perie por la subsecretaria de Turismo de Misiones; Facundo Palma secretario de Turismo de Corrientes.

Referentes del sector privado relacionados a la yerba mate como Rubén Henrikson, quien también sumo su aporte para concretar este sueño desde la redacción del estatuto.

Se crea la Asociación Ruta de la Yerba Mate

A partir del impulso inicial y tras llevar adelante varios encuentros y reuniones en el 2007 el INYM decidió financiar el proyecto. En el año 2008 se crea la “Asociación Ruta de la Yerba Mate” cuyos socios pertenecen a distintos sectores (productores yerbateros, agroindustrias, sector gastronómico, sector cultural, alojamiento, empresas de transporte, empresas de viajes y turismo).

Finalmente en el año 2009 concluyó oficialmente la primera etapa de la Ruta de la Yerba Mate, consistente en la identificación de actores y organización y arrancó la fase de gestión.

En todo el proceso el INYM tuvo un rol activo, además del financiamiento participó para el desarrollo del isologotipo y el registro correspondiente de la propiedad intelectual de esta nueva ruta alimentaria.

¿Qué se puede hacer en la Ruta?

En la ruta podés explorar la cultura y la historia de la yerba mate desde plantaciones y viveros en chacras y campos, hasta visitar los molinos donde se obtiene el producto final que llega a tu mesa.

También podes hospedarte en estancias, cabañas, posadas y hoteles y porque no, realizar actividades vinculadas con la naturaleza, como caminatas y cabalgatas y visitar museos y sitios históricos.

Y si te gusta probar nuevos sabores regionales, no podés perderte platos, postres y bebidas elaborados a partir de la yerba mate como alfajores, licores, helados y diferentes propuestas gastronómicas, conociendo de cerca uno de los productos más consumidos por los argentinos.

Ernesto Barrera, el “hacedor” de Rutas

Si hubo alguien que supo trasmitir, contagiar la importancia y dar forma a la Ruta de la Yerba Mate, ése fue el Ing. Agrónomo Ernesto Barrera, líder del equipo que diseñó este singular camino yerbatero. El profesional falleció hace pocos días, el 30 de abril pasado, dejándonos este legado.

“Las rutas alimentarias son un instrumento de desarrollo territorial y la yerba mate es, sin dudas, una producción con gran identidad nacional; forma parte del patrimonio del pueblo, y cuando se integra a la oferta turística enaltece al destino”, explicaba Barrera

 

 

 

© 2015 INYM

Ir a la barra de herramientas